http://www.mapuche.nl/
 

jul.
17
2007

17.07.2007
Contra las invasiones religiosas
Los mapuches rechazan beatificación de Namuncurá

La decisión del Papa Benedicto XVI de beatificar a Ceferino Namuncurá, fue criticada por la Coordinación de Organizaciones Mapuche al remarcar que " se lo llevaron vivo y lo devolvieron muerto".

Ceferino Namuncura

Mapuches: "A Ceferino Namuncurá se lo llevaron vivo, lo devolvieron muerto y sin identidad".

La Coordinación de Organizaciones Mapuche (COM) manifestó hoy su rechazo a la decisión del Papa Benedicto XVI de beatificar a Ceferino Namuncurá, al remarcar que se lo llevaron vivo, lo devolvieron muerto y sin identidad.

" Luchamos contra estas invasiones y no les aceptamos este perverso título para un hermano nuestro que murió a manos de la misma colonización. Desterrado de su tierra de origen lo consumió la tuberculosis", señaló la COM en un comunicado firmado por su vocero, Jorge Nahuel.

En el documento, que lleva por título " Ceferino, un santo regalo", Nahuel, fijó la posición del pueblo mapuche en torno a la decisión del 6 de julio pasado del Papa, cuando resolvió la beatificación de Namuncurá. El texto añade que los mapuche están alertas ante un regalo que "no" pidieron, en referencia a la beatificación y consideran que Ratzinger "es el mismo Papa manipulador que dijo hace poco que la religión católica no había sido impuesta en nuestras vidas".

Nahuel, a cargo de la Dirección de Pueblos Originarios de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación, señaló que el joven era "hijo de nuestro Logko (jefe político) Namunkurá y nieto de nuestro Toky (jefe militar) Kalfukurá".

"Se lo llevaron vivo, lo devolvieron muerto y para disimular semejante asesinato, incluída la pérdida de identidad, le prometen devolverlo con títulos de semihéroe beato o santo. Regalos de distracción para un pueblo que ya no se distrae", afirma.

El documento detalla el método usado por el ejército durante la llamada conquista del desierto, en el siglo XIX: "liberar un prisionero mapuche envuelto en mangas infectadas con tuberculosis, contra la que no teníamos defensa".

La medida del Vaticano, primera en su tipo para la iglesia argentina, se traducirá en una ceremonia a realizarse en Chimpay, Río Negro, el 11 de noviembre próximo según se anunció.

http://www.perfil.com/contenidos/2007/07/17/noticia_0024.html