http://www.mapuche.nl/
 

mar.
2009

27 de marzo 2009
Con arresto domiciliario quedó imputado por instalación de artefactos explosivos
por Freddy Palomera


Además, un dirigente mapuche quedó hoy en prisión preventiva por instalar un explosivo en un supermercado de Temuco.

Con arresto domiciliario entre las 20 y las 8 horas, quedó el primer imputado por la instalación de bombas y que fue capturado en la Santiago, pero trasladado por un requerimiento a Temuco.

El fiscal Sergio Moya formalizó cargos en contra de Edgardo Hernández Lucero, por el delito de colocar y detonar un artículo explosivo que sea capaz de atentar contra la integridad física de las personas y causar daños. Específicamente, al joven se le adjudica la detonación de un artefacto explosivo el pasado 11 de diciembre en uno de los accesos de la Defensoría Penal Pública de Temuco, ubicado en calle Portales, en el centro de la capital regional.

Pese al requerimiento del fiscal de solicitar la prisión preventiva para el egresado de Tecnología Médica, la magistrado Maria Elena Llanos decidió no acoger la solicitud por considerar que no existían elementos suficientes que fundaran su responsabilidad directa en los delitos que se investigan.

A su vez, el defensor Alvaro Valdebenito, sostuvo que la sola identificación por parte de testigos de la presencia del imputado en el cibercafé desde el cual se despachó el correo, donde se daba cuenta de la explosión del artefacto, no era suficiente para vincularlo en la autoría.

En definitiva, Hernández Lucero, además del arresto nocturno, quedó con las cautelares de arraigo nacional y prohibición de visitar la Región de la Araucanía, a no ser que sea por un requerimiento de tribunales o para discutir su defensa, con su abogado patrocinante.

PRISION PREVENTIVA PARA MAPUCHE DETENIDO POR EXPLOSIVOS
En tanto, en horas de esta mañana fue formalizado el dirigente mapuche Huaiquilaf Cadin Calfunao, a quien se le atribuye la instalación de un artefacto explosivo en las afueras de un supermercado en Temuco a fines del año pasado.

En la insólita audiencia de formalización, el imputado no dejó de hablar, incluso mientras hablaba la jueza, el fiscal y su propio defensor. Cadin Calfunao fue formalizado de cargos por el delito de posesión y empleo de artefactos explosivos con sustancias corrosivas de la ley de control de armas.

Durante gran parte de la media hora que duró la audiencia, el imputado se paró de su asiento, alegó insistentemente que todo se trataba de una farsa e incluso acusó de racista a la jueza María Elena Llanos, quien pese a los improperios, instruyó al fiscal Sergio Moya y al defensor Rodrigo Lillo a hacer sus exposiciones en paralelo a la declaración, a viva voz de Cadin Calfunao.

Finalmente, el dirigente mapuche quedó en prisión preventiva.

http://latercera.com/contenido/680_113883_9.shtml