http://www.mapuche.nl/
 
april
2002

Educación Chilena y negación de la historia Mapuche
Encuentro de la Juventud Mapuche de Europa

by Elsa Pepin :: Rouen Francia Abril 2002

Investigadora en Ciencias de la Educación
Presidenta de las corporaciones El Unicornio y Huilliwerken
Profesora en Historias de vida Colectivas y individuales


Antes de nada, quiero agradecer a Rafael Railaf y Jeremias Levinao por darme la oportunidad y el honor de poder hoy, hablar frente a ustedes. Tengo también que decir que soy muy apegada a Chile y con todos los Mapuches que me acompañaron durante diez años de lucha que comparti con ellos. Por fin, quiero señalar que si me comprometi a sostener la lucha del pueblo Mapuche es porque me parece, que hoy esta lucha es una de las ultimas alternativas posibles para que Chile puede un dia encontrar de nuevo y después de tanto tiempo su libertad, su creatividad y su identidad.

La siguiente breve exposición tiene por objeto principal de testimoniar de unos diez años pasados al lado de Mapuches de las comunidades de las zonas de Lautaro, Bio Bio y Osorno. Llegué a Chile en 1992, siguiendo un compromiso de muy largo tiempo con chilenos exiliados y refugiados en Francia. De los Mapuches sabia muy pocas cosas hasta 1992, cuando movimientos de apoyo al pueblo Mapuche empezaron a nacer en Francia. Durante los diez ultimos años, comparti,largos meses la realidad de familias Mapuches de las zonas de Temuco, Tiruà, Osorno y también en tres oportunidades estuve en el Alto Bio Bio,lo que me permitio de encontrar a las hermanas Quiltraman entre otros.Pero también me permitio compartir la lucha de los Mapuches, como asi, vivir también la terrible represión que impone el gobierno chileno. Gracia a amigos Mapuches comparti realidades cotidianas; pero también eso me permitio descubrir la gran riqueza de su cultura, aprender la humildad y una relación con la tierra y la naturaleza que cambio fundamentalmente mi vida. Mi punto de vista nunca fue el de un antropologo, o de un etnologo pero el de una militante comprometida en luchas que me parecen dignas y justas. De Chile, conozco también la realidad de las poblaciones pobres del norte, de los presos politicos, de la miseria y de una represión constante, sofocante y insidiosa. Es por haber vivido esto que yo testimonio. Al final, si me interesé a los problemas de educación es porque como investigadora en ciencias de la educación mi especialisación profesional me ha dado la oportunidad de comparar y analizar esta problematica de una manera mas cientifica y mas profesional. El estudio que realizé sobre la educación en Chile se hizo en 1998 y fue realizada en la zona de Osorno donde viven los Mapuches Huilliches. Desde 1998, las cifras no cambiaron mucho, y si hubieron algunas modificaciones estas irian hacia un reforzamiento de estadisticas de pobreza que hacia un mejoramiento.

I.- Contexto del estudio y algunas cifras

En la zona de Osorno segun las cifras oficiales del gobierno Chileno, mas de 80% de la población rural de Osorno es Mapuche Huilliche o de origen Mapuche, los 20% restantes son descendientes de alemanes y gestionan fundos agricolas especializados en las producciones lecheras.

Desde Osorno hacia la costa y sobre un tramo de unos cincuentas kilometros de largo, que se extiende de Valdivia hasta Puerto Montt, las tierras son todavia cubiertas de un bosque nativo intacto compuesto de arbóles notables y sagrados para los Mapuches como el Alerce, el Canelo, el Laurel y numerosas plantas medicinales. Esta banda costera, hasta ahora, protegida esta muy amenazada por la llegada de una carretera rapida que debe juntar Concepción hasta Puerto Montt. La zona rural de Osorno y la región de los lagos todavia son pobladas de numerosas comunidades Mapuches Huilliches, sus principales actividades son la explotación durable del bosque, la agricultura y un poco de pesca. Consecuencias de las numerosas expropiaciones realizadas antes y durante la dictadura, muchas familias Mapuches se exiliaron hasta Osorno y ahora viven en las zonas périfericas en poblaciones alrededor de Osorno, dentro de los barrios de V centenario, Alday, Rahue Bajo y Rahue Alto.

En la comuna de Osorno la población total es de 127 679 personas mientras que la población rural se suma a 114 230 personas.

Durante nuestro trabajo, un primer elemento estadistico nos llamo la atención y que habla por si mismo. Habiamos comparado el numero de niños escolarizados en la escuela básica con los alumnos que siguen en enseñanza media, y asi como también, los que llegan hasta entrar a la universidad.

En Osorno, sobre 63 863 niños escolarizados en educacion básica, un poco mas de la mitad siguen estudiando en enseñanza media y solamente 9477 niños llegan a un nivel de estudio superior, mientras que 5744 niños son repertoriados como sin educación.

En las tres grandes comunas rurales con fuerte densidad Mapuche de la zona Osornina : Puerto Octay, Purranque y Rio Negro las cifras son las siguientes :

Puerto Octay :

Educacion Básica : 1649 Enseñanza Media : 214 Indice de deserción de la escolaridad : 1435 osea 14% de niños que se inscriben en enseñanza media

Purranque

Educacion Básica : 3204 Enseñanza Media : 899 Indice de deserción de la escolaridad : 2505 osea 23% de niños que se inscriben en enseñanza media

Rio Negro (zona de grande poblacion mapuche)

Educacion Básica : 3279 Enseñanza Media : 643 Indice de deserción de la escolaridad : 2636 osea 26% de niños que se inscriben en enseñanza media

Estas tres cifras, que no son muy distintas con las otras zonas como Pucatrihue o San Juan de la Costa, demuestran claramente, que máximo del 25 % de niños Mapuches de la zona rural siguen su escolaridad después de la educacion básica. Dentro de estos 25 % solamente el 2 a 3% de los niños Mapuches acceden a un nivel de estudios superiores.

Las causas de estas deserciones masivas al acceso a la educación son por causas materiales, ecónomicas y culturales.

II.- Causas materiales y economicas

Muchos Mapuches viven en zonas rurales muy lejanas de los centros urbanos. Estas zonas, muchas veces ligadas a caminos de tierra son cortadas del resto del mundo durante los meses de invierno, en razon a las inundaciones. Los servicios de buses son poco frecuentes (uno a dos veces por dia, o menos) y muy caros para las familias con ingresos extremadamente modestos. Los buses no llegan hasta las comunidades y por ejemplo en Maicolpue hay mas de una media hora caminando en plena montaña,y para ir de la comunidad de Tril Tril al paradero de bus situado en el puerto hay que contar una hora, y de ahi, media hora mas para llegar a la escuela basica la más cercana. Ninguna municipalidad concernada no ha puesto un sistema para acompañar los alumnos en 4X4 lo que permitiria a los niños de acceder en horas normales a los centros escolares. La única solución entonces, es de salir de las casas en plena noche y caminar en senderos de montañas peligrosos, o internarse en colegio, o sino tener una escolarización de manera irregular,dependiendo del clima, ejemplo los dias que hace buen tiempo. El sistema chileno, es un sistema ultra neoliberal y los internados son, lo mas frecuente, religiosos y la escolarización se debe pagar. Las escuelas del Estado proponen a los niños condiciones materiales muy precarias a nivel de las comodidades de base, calefacción inexistente, duchas aleatorias etc. El acceso a la escuela es también encargarse de los gastos de escolaridad, compra de material escolar, uniformes, bolsones escolares, gastos de bus, etc...

Para acceder a la escuela básica, un niño Mapuche debe tener para pagar más o menos 20 000 pesos por trimestre cuando el ingreso de numerosas familias rurales no sube más allà de 150 000 hasta 200 000 pesos trimestrales. Si se multiplican estos gastos fijados por los tres o cuatros niños en edad de escolarización aparece evidente que el acceso a la educación en Chile està reservada a los ricos.

En la zona de Osorno se cuenta 407 niños escolarizables para una escuela, pero la mayoria de las escuelas públicas estan concentradas en la ciudades, entonces se puede decir que en zona rural hay una escuela para 500 o 600 niños.

Según el informe oficial de la comisión de superación de la pobreza realizado por el gobierno chileno el 1,1 % de los niños provenientes de familias cuyos padres no fueron escolarizados más de un año logran tener una educación de más de 15 años de duración y al nivel nacional el 2,2 % de la juventud de las familias las más pobres de Chile terminan su escolaridad al nivel de la escuela básica.

Para terminar con estas cifras señalamos, siempre según el informe de la comisión de superación de la pobreza que la octava región cuenta con el 18,5% de su población que vive bajo el nivel de pobreza, la novena región el 6,7 % y la décima el 8,2% sea un total de 33,4% de personas viviendo en el limite de la indigencia dentro de las tres regiones con fuerte concentración de población Mapuche. Estas cifras no toman en cuenta los 20,9% de la población chilena categorizada como indigente.

En la región de Lautaro, las comunidades viven a la orilla de la cordillera de los Andes y deben ellas tambien hacer viajes largos y costosos para poder escolarizarse. Pasar a la enseñanza media significa para un gran numero un exilio hacia Temuco. Visto la cualidad mediocre de la enseñanza pública en Chile, los profesores son muy mal pagados, ninguna formación de base a la pedagogia, las únicas escuelas que podrian permitir un acceso a estudios de buen nivel son las instituciones religiosas, y estas se pagan, y por definición no toman en cuenta las especificidades de la cultura Mapuche. En cuanto a los institutos privados, estos son fuera de precio, y por este hecho inaccesibles.Quedan entonces los liceos técnicos, estos también concentrados en la ciudades, muchos de niños Mapuches son dirigidos hacia estos tipos de instituciones que preparan carreras de mecanicos o agricultores. Hay becas que son atribuidas a los alumnos que quieren seguir hasta la obtención de diplomas de técnicos. Estas becas son muy insignificantes y raramente cubren los gastos, y jamas en la ausencia de un adolescente que no trabaje en el seno de una familia en situación economica muy precaria. Por fin, los que con muchos esfuerzos y sacrificios, logren diplomas de buen nivel asi como ágronomos, ganaderos, especialistas en producción lechera, o técnicos forestales por ejemplo, no son que de forma excepcional contratados por organismos públicos y menos todavia por las transnacionales del sur de Chile.

III.- Causas culturales

La educación chilena no toma en cuenta y nunca tomo en cuenta las tradiciones culturales de los niños Mapuches. Todo el mundo es, por definición chileno para el gobierno chileno, es entonces sin interés por este gobierno adaptarse al mas del 10% de la población nacional, incluido si en el sur de Chile el porcentaje de Mapuches llegue de vez en cuando hasta el 60% de la población en edad de escolarización.

Los Mapuches llevan sus vidas en relación con la naturaleza y perpetuan tradiciones comunitarias ancestrales. Los ritmos escolares chilenos copiado sobre el modelo europeo imponen a los niños Mapuches una ruptura permanente con la cosmivisión y las tradiciones ancestrales del pueblo Mapuche.

Para ilustrar mi proposito, voy dar un único ejemplo, en la época de la cosechas muchas comunidades trabajan en conjunto, el papel de los niños mapuches, entonces es de quedarse cerca de sus comunidades, sin embargo ninguna escuela chilena adapta su programa a esta realidad evidente. Al contrario, nunca falta de adaptar los dias de escuela a las fiestas nacionales patrioticas o Cristianas. Asi los niños mapuches pueden celebrar la navidad cristiana o la redención de Maria, el 11 de de septiembre considerado hasta 1998 como dia de alegria nacional o el 18 de septiembre, dia de la fiesta nacional chilena, la cual, es para los Mapuches el inicio del genocidio de todo su pueblo por el Estado chileno.

Este endoctrinamiento dudoso, va muchos mas allà ya que en las escuelas públicas, se dan cursos de catecismo. Los niños Mapuches tienen la obligación de participar en ellos y es unicamente con la oposición insistente de las familias mapuches que pueden ser dispensado. A lo mas frecuente este rechazo provoca interrogaciones por parte de los profesores para quienes la religion mapuche està absolutamente desconocida o fuertemente negada y una de las consecuencias de esta situación puede ser una vez mas la marginalización de los niños Mapuches por esta "singularidad".

Esta impregnación de las religiones dominantes en la educación chilena puede ir alguna veces extremadamente lejos. Asi, en la zona de Tirua, encontramos una pareja de Mormones que dirije una escuela básica en internado donde todos los niños son Mapuches, y esta pareja somete a los niños de las comunidades de los alrededores a un endoctrinamiento sospechoso. Los Mormones, como cada uno sabe, son muy presentes en Chile, al igual de los evangelicos. Esta pareja que entrevistamos, nos explicó su concepción muy particular de la educación de los Mapuches, mezcla muy subtil de racismo primario y de paternalismo. Ellos usan en sus clases, libros concebidos en Estados Unidos por los Mormones y no disimulan su concepción muy particular de la vida cotidiana que quieren transmitir a los niños que estan bajo su responsabilidad para que puedan "encontrar de nuevo su identidad" (sic). El golpe de estado a demostrado los lazos estrechos que existen entre los servicios de inteligencia y estas sectas que tienen reconocimiento institucional en Chile, y entonces podemos preguntarnos cual es el objetivo exacto de este tipo de practicas educativas en las zonas de lucha del territorio Mapuche.

De la misma manera, no se hace ningùn espacio especifico dentro de los programas educativos chilenos a las particularidades de la cultura Mapuche, la cosmovisión que es una de la particularidades de las culturas indias esta totalmente mantenida en silencio y la enseñanza de la historia presenta a los niños Mapuches una imagen degradante y racista de su propio pueblo.

IV.- Falsificación de la historia

Los libros escolares de historia en Chile lucen por dos especificaciones, la denegación y la falsificación. De la misma manera que el golpe de estado de 1973 no es presentado como una carniceria fascista y sanguinaria, pero mas como una regularización necesaria de una situación caotica, el genocidio chileno con el pueblo mapuche es todavia hoy dia presente como la famoza pacificación de la Araucania. Pacificación realizada por valorosos Chilenos civilizados en contra de una banda de salvages guerreros. Estos mismos salvages guerreros son a veces adulados, cuando la historia chilena se refiere a la resistencia a los Españoles y algunos heroes emblematicos son de repente valorizados como Caupolican o Lautaro. Pero las pocas páginas que presentan la historia de los Mapuches en los libros escolares muestran dibujos de rucas, trabajos del campo, y terminan hablando de los Mapuches como un pueblo de flojos, ladrones y alcoholicos, de otra parte,hoy en dia desaparecidos y donde es posible de encontrar los restos en los museos nacionales de Santiago o Temuco.

El sentimiento nacionalista que es mayoritario dentro de la cultura chilena se encuentra dentro de los cápitulos consagrados a la repartición de las tierras. La division de Chile con la fronteras argentinas nunca se manifesto como una fractura al interior del territorio mapuche, pero más como una perdida para el Estado chileno de una parte de estas tierras. Por otra parte, el mismo fénomeno es también valido en lo que se refiere al territorio Aymara del norte de Chile.

La CONADI y el gobierno de Frei habian hecho de la educación una prioridad. En la realidad esta prioridad nunca se observo. Si es verdad que algunas experiencias de enseñanza bilingue se desarollaron en el Sur de Chile, en numerosos casos los profesores de mapudungun eran chilenos y faltaban a estas experiencias la toma en cuenta de toda una cultura. El mapudungun es un idioma conceptual y no puede entonces ser resumido en una simple traducción literaria. Nunca el gobierno chileno ha tenido la intencion de hacer venir en las escuelas a machis o lonkos para que ellos transmitan directamente ; no solamente el idioma, pero también su contextualización. Si la enseñanza del mapudungun es hoy de actualidad, es el resultado de los esfuerzos de las comunidades en lucha que se dan los medios de esta recuperación de identidad. De la misma manera, la historia no cuenta a los niños los extraordinarios cuentos mapuches o las tradiciones milenarias de medicina tradicional con las plantas, tampoco explica las bases sociales del pueblo Mapuche o su espiritualidad, y nunca integra a sus programas una real revalorización de la cultura mapuche.

Esta segregación cotidiana, esta negación de la historia y de las riquezas de los pueblos originarios de Chile son argumentadas con un nacionalismo chileno que quiere una nación una y indivisible, concepción muy teorica de un nacionalismo chileno triunfante, porque mientras el gobierno chileno vende a las transnacionales europeas y norte americanas todos los territorios y riquezas de Chile y eso muy barato. Dentro del mismo tiempo, el gobierno chileno no se molesta en sus programas de historia a extenderse largamente ; bajo las influencias europeanas que poblaron Chile, sobre la historia de los escritores franceses, todas estas cosas que, pueden ser muy interesantes pero que es cierto no son partes integrantes de la sociedad nación chilena.

V.- El nacionalismo, pilar del regimen chileno actual

La negación de la existencia del pueblo mapuche que se ejerce cotidianamente desde la entrada en escolaridad es aparente a un condicionamiento que tienen influencias en el seno mismo de las comunidades.

Los niños se encuentran entre una historia oficial completamente falsificada y una historia autentica transmitida dentro de las comunidades por los antepasados. Pero por eso es necesario que las familias puedan vivir lazos reales con las comunidades para que justamente se pueda decir y entender esta contra historia. Y por los Mapuches urbanos no hay nada de evidente en eso, de ahi los riesgos importantes de aculturación.

Las familias Mapuches desalojadas de sus tierras se encuentran dentro de poblaciones donde el indice de delincuencia es elevada, donde la lucha para sobrevivir es una preocupación constante y donde la atracción de una sociedad enteramente basada sobre la consumacion es omnipresente y produce desigualdades sociales y injusticias permanentes. Los adolescentes Mapuches urbanos, como cualquier adolescente tienen dificultades en ubicarse dentro de la modernidad, y lo que la sociedad y educacion chilena designa como obscurantismo, prácticas de salvages y sociedad de otro mundo. Llegando a la adolescencia muchos niños Mapuches rechazan el hecho de hablar su idioma en público y así se pierde de generacion en generacion las milenarias historias de todo un pueblo.

Ser mapuche no es unicamente tener la piel mas morena o vivir en el campo, es una relación al mundo y a lo demas distinta; es considerar el hombre como uno de los elementos del universo y no como su entidad principal, es respetar la tierra, es comprometerse y luchar. Esta sociedad Mapuche que pone en el mas alto rango las comunidades y sus divinidades a la mujer, que funciona bajo una organización social horizontal, que piensa que a fuera de un sistema comunitario nada se puede realizar, esta sociedad Mapuche molesta fundamentalmente el Estado chileno. Y si los Mapuches molestan el Estado chileno no es solamente porque ellos luchan por recuperar sus tierras, pero tambien porque frente a una sociedad chilena pobre que rechaza la impunidad y no se contenta de un neoliberalismo triunfante, una sociedad herida por 25 años de dictadura y diez años de democratizacion y que intenta relevar la cabeza, se podria que estos Mapuches constituyan una alternativa que podria cambiar (destructurar) todo el sistema chileno actual. Es importante entonces por los gobiernos chilenos que se suceden desde 1973 de ("matar en el huevo" ?) cualquier encuentro entre los Mapuches y los no mapuches, de enseñar el temor del otro, de favorecer el rechazo « del indio ». Y por eso, no hay mejor estrategia que empezar en la infancia.

Tomar el riesgo de explicar lo que fue la Constitución del Estado chileno, decir el genocidio y las exacciones, denunciar las usurpaciones de tierras, hablar de la resistencia Mapuche al regimen de Pinochet, es arriesgar solidaridades que el gobierno no desea. Entonces es mucho más cómodo estigmatizar al pueblo mapuche como una etnia de salvages en via de desaparición, que rechaza el progreso y busca como botar fuera del Sur de Chile los pobres chilenos que viven en esta parte, o tambien tratar los Mapuches de peligrosos terroristas, renovando asi con argumentos demasiados escuchados desde la llegada de la dictadura.

Si la historia chilena enseñada en las escuelas fuera autentica, diría que las tierras del sur del Bio Bio hasta Chiloe son tierras mapuches, y que estos territorios fueron reconocidos por los Españoles como tierras del territorio del pueblo Mapuche y no como las tierras del pueblo chileno. Que estas mismas tierras constituyen entre el 70 y el 80% de las riquezas de Chile y que los latifundistas, los colonos y después las transnacionales se apropriaron estos bienes por la fuerza y la coacción.

Diría también que durante la pacificación de la Auracania miles de Mapuches fueron desplazados hasta Santiago, y también hacia el norte para hacer funcionar las industrias y minas, de las cuales los beneficios se fueron a Europa o Estados Unidos. Que las mujeres Mapuches fueron desplazadas para servir de empleadas en las casas de las familias ricas de la democracia chilena, y que todavia, hoy en dia, ellas son explotadas en los barrios ricos de Santiago o Viña del Mar. Que todos los Mapuches fueron parte integrante de la historia de Chile, en la construcción de los primeros sindicatos de América Latina, en la rebeldia de los mineros, por su participación en la reforma agraria de Salvador Allende, que ellos participarón en la construcción de este Chile moderno, del cual el gobierno es tan orgulloso.

Pero la historia oficial no dice nada de todo esto y para tener acceso a estas informaciones hay que tener un buen nivel de estudio que permita de leer la historia del pueblo mapuche de Bengoa (por ejemplo) o poder ir a visitar los museos regionales insistiendo mucho para poder tener acceso a los archivos que se refieren a los Mapuches.

Cuando intenté esta elementaria busqueda de documentación, nunca me imaginé que seria tan compleja. Hay entonces que ser educado, tener los medios économicos para esto, entender las complejidades institucionales chilenas, y eso no es lo mas fácil, tener una formación para poder acceder a estos "templos del saber", los cuales son accesibles unicamente a una élite seleccionada.

Y si como esto no fuese suficiente, tambien hay que ponerse « en tenidas » a nivel vestimentaria, presentar referencias universitarias, y para decir las cosas claramente, en el caso de numerosas instituciones en Chile, « tener la piel blanca », si no es indispensable, ayuda mucho. Después de haber pasado todas estas pruebas, les van a dar, posiblemente, algunos documentos sobre los Mapuches pero con miradas raras y haciendo comentarios de tipo "no tenemos muchas cosas sobre los Mapuches en la zona de Osorno (el 80% de la población actual de la zona), pero, sin embargo ; todo el historico de la colonia alemana está a su disposición". Y si a usted todavia le queda un poco de fuerza para pedir informaciones suplementarios sobre los Kunkos que poblaron la zona de Mailcolpue, usted va chocar contra un abismo de perplexidad he ironia.

En fin, si la historia fuese aútentica , diría que no se construye una nación y un Estado con mentiras y una historia falsificada. Ella reconocería que numerosos chilenos que se proclaman en voz alta y fuerte «Chilenos sangre pura», tienen en su venas sangre india y que este meztisaje no fue siempre el resultado de historias de amor romanticas, sino mas de raptos y violaciones. Para resumir, ella diría la verdad, pero eso no es producto muy esparcido en Chile desde el 11 de septiembre 1973.

Falsificando la historia y transformando el sistema educativo en sistema de condicionamiento, el Estado chileno toma el riesgo importante de ver un dia la sociedad chilena fraccionarse en dos partes.Toma tambien y por consecuencia el riesgo que sus niños un dias le pidan cuentas y que estas cuentas no le convengan. El Estado crea asi con su negación una sociedad esquizofrénica, que oscila en permanencia, entre el reconocimiento de los Mapuches como valientes guerreros y rechazo de los mismos Mapuches como indios, fortaleciendo el miedo. Transformando Chile en uno de esos numerosos paises que valorizan los comportamientos racistas que hacen el nido del fascismo. Yo no se si los Mapuches son terroristas pero yo sé que el gobierno chileno ejerce a travez de la educación un terrorismo de Estado en negando su historia, su cultura y sus origenes, y que condiciona asi al conjunto del pueblo Mapuche a someterse y aceptar su propio rechazo, desarollando en la sociedad chilena a reacciones profundamente racistas, que el mismo Estado està poniendo de nuevo en la actualidad la ley anti-terrorista generada en la dictadura fascista y que frente a este terrorismo no hay otra respuesta que la movilización del pueblo Mapuche por su vida, el respeto de su cultura y de sus tradiciones, la aceptación de su diferencia y de sus derechos. Y esta lucha tiene que ser victoriosa porque se trata del porvenir de Chile y a mas largo plazo del porvenir de una parte de la planeta.

Conclusion

Espero que esta breve exposición le permitira a ustedes de comprender la importancia del establecimiento de un sistema escolar alternativo en Chile, no solamente para los Mapuches pero también para el conjunto de los niños de las poblaciones. Un sistema escolar que no sea mas en manos de los varios religiosos, o de un Estado vendido a las transnacionales que fortalecen el racismo y el odio hacia el otro.

Para que los Mapuches puedan un dia tomar las riendasde nuevo de sus vidas y ofrecer a Chile un modelo distinto del presente, es de primera importancia, que todos tengan un acceso a una escolaridad digna de este nombre, que puedan hacer estudios de alto nivel, y transmitir he enseñar a sus niños una historia de la cual puedan ser nada mas que orgullosos. Es importante que los Mapuches puedan apropiarse de nuevo de un sistema educativo, que sea proprio y que tome en cuenta su historia, sus tradiciones, su cultura, su religión, y su identidad especifica. He quizas esta afirmación de la identidad Mapuche en tanto que pueblo originario de Chile podria tener como efecto segundario de permitir al pueblo chileno de construirse una identidad aútentica y reevindicada.

Las comunidades, las Machis, los Lonkos y los Werkens, la naturaleza y la tierra se encargaran siempre de hacer recordar a los Mapuches de donde vienen y quienes son, para que nunca traicionen sus origenes. Crest Francia el 25 de Marzo 2002