http://www.mapuche.nl/
 

sept.
14
2007

14 de septiembre 2007.
Naciones Unidas (CEDR) emplaza a Chile por denuncias sobre racismo socio ambiental en la región de la Araucanía.

  • Chile deberá emitir un informe ante la ONU sobre situación de comunidades Mapuche y campesinas en la IX Región víctimas de (vertederos) y de plantas de aguas servidas. 
  • Se estima que menos de 20% de las tierras en la Araucanía son Mapuches, sin embargo el 70% de vertederos y plantas de aguas servidas se encuentran ahí.
  •  Cuestionamiento a políticas de Estado sobre racismo y discriminación ocurren en momentos en que Chile postula como candidato a integrar el Consejo de DDHH de las Naciones Unidas  
  • Denuncia dejó además en evidencia  que Chile mantiene un “impresentable” retraso de informes periódicos (2000, 2002. 2004 y 2006) a dicho comité y deberá dar cuenta de un consolidado en junio del 2008.


Los afectados

Las representaciones de Comunidades afectadas por recintos de vertederos (basurales) y plantas químicas de aguas servidas, junto con las organizaciones sociales, ambientales, de derechos humanos y Mapuche que respaldan conciente y solidariamente para la obtención de justicia, todas denunciantes contra el estado chileno por “Racismo y discriminación socio ambiental en la Región de la Araucanía”, vienen a exponer lo que a continuación se indica.

- Recientemente el Comité de la eliminación de la discriminación racial(CEDR) de Naciones Unidas, acogió la denuncia presentada por las comunidades y organizaciones en enero del 2007 y remitió oficialmente una comunicación al estado chileno dirigiéndola al gobierno y su presidenta, solicitándole antecedentes y dando plazos para la presentación de informes, entre ellos, un consolidado ante los retrasos periódicos que mantiene Chile ante dicho comité que deberá entregar en  junio de 2008 y un informe exclusivo sobre la situación de basurales y plantas químicas de aguas servidas que afectan a comunidades Mapuche y campesinas en la novena Región de la Araucanía y que ha sido considerado como un acto de “racismo socio ambiental”, lo que deberá ser presentado en noviembre de 2007.

- Asimismo, el estado chileno deberá ser examinado en consideración a su informe y a los antecedentes entregados por los denunciantes en la próxima sesión de este comité de Naciones Unidas que se desarrollará entre fines de febrero y principios de marzo del año 2008.

- Al respecto, continuando también con las diversas acciones de tipo local que sean necesarias, manifestamos nuestra conformidad y expectativas a este nuevo camino internacional que se abre en la búsqueda de justicia para  centenares de familias, mayoritariamente Mapuche, que actualmente son víctimas del racismo socio ambiental a causa de basurales y plantas químicas de aguas servidas como consecuencia de políticas públicas y privadas, donde además se ha venido denegando toda posibilidad de revertir esta situación ante la omisión e indiferencia de diversos órganos públicos y sus autoridades con competencia en la materia y que no han hecho absolutamente nada o bien, de manera muy insuficiente. Hoy,  las consecuencias de esta falta de política y justicia es la  crisis ambiental y sanitaria para diversos sectores en la Novena Región con gravísimos riesgos para la población.

Cifras innegables

- En la Araucanía alrededor de un 20 % de la superficie del total de la llamada también Novena Región está en manos de personas Mapuche, principalmente habitantes de reducciones. Se estima, según censo, que alrededor del 25 % de la población en la Región es de origen Mapuche. A pesar de esta proporcionalidad, el 70 % de los recintos de basura están ubicados al interior o en zona contigua a  comunidades Mapuche donde se depositan descontroladamente miles de toneladas de basura provenientes de las comunas. Asimismo,   el 100 % de plantas químicas de aguas servidas impuestas por el sector privado con el amparo del estado, se han instalado sobre suelo mapuche con riesgos para los ecosistemas y sus poblaciones, hechos que dejan de manifiesto el racismo socio ambiental y espacial que existe, atentando a sectores más vulnerables en la defensa de sus derechos.

- Esperamos que el estado chileno a través de sus órganos políticos y administrativos cumplan con sus respectivos informes asumiendo la verdad y se digne a revertir todos estos atropellos y que en vez de ser reaccionarios ante la denuncia que hemos interpuesto con argumentación  “irrebatible”, generen una política coherente y eficaz para terminar con el racismo socio ambiental en la Novena Región a causa de estos males, ya que es lo que corresponde. En especial, esperamos que organismos como la Secretaria general de la presidencia, Mideplan, Ministerio del Medio Ambiente, Ministerio de Obras Públicas, las Municipalidades involucradas, entre otras,  tengan la altura y la capacidad para coordinarse y avanzar en estas materias.     

La denuncia fue interpuesta entre otros, por los siguientes referentes:

- Coordinación de comunidades afectadas por basurales y plantas químicas de aguas servidas en la IX Región.

Con el respaldo de las siguientes organizaciones:

- La Red de Acción por los Derechos Ambientales (RADA); El colectivo de acción por los derechos socio ambientales; casa de arte Mapuche; Asociación Koyam Newen; El equipo de trabajo de la Coordinación de identidades territoriales Mapuche (Citem); la Asociación wechekeche ñi Trawun; Warranka;  Observatorio Latinoamericano de conflictos Ambientales (OLCA); El Centro de Políticas Públicas y Derechos Indígenas (CPPDI); Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas (ODPI); Colectivo Político de estudiantes Autónomos, entre otros; agrupación konapewman de Temuco; AGRA – IX Región; Fundación Mapuche FOLIL (Holanda) entre otros.